Buen Humor Desde Temprano

1. Desayuna como reina

Añade en tus desayunos fruta y verdura y verás cómo empiezas el día con más energía y felicidad. No lo estoy inventando, un estudio publicado en el American Journal of Public Health reveló que aquellas personas que tomaban más fruta y vegetales en el desayuno se sentían mucho mejor y disfrutaban de una sensación de bienestar durante todo el día.

  • Fruta y verdura en batidos Si no te apetece tomar fruta o verdura como snack en el desayuno, prepárate un smoothie. Por ejemplo puedes mezclar berros, pera, agua de coco y dátiles para tener este delicioso batido verde. 

2. Súbele al radio

Escuchar música (sobre todo si son tus canciones favoritas) te ayuda a despertar de mejor humor y con energía. Acostúmbrate a levantarte con la radio o bien prepara una playlist con tu música favorita y dale al play cada mañana.

3. Haz algo bonito por alguien

Envíale un mensaje de buenos días a una amiga, llévale el desayuno a la cama a tu pareja... Hacer algo bonito y altruista por otra persona hace que te sientas mucho mejor contigo misma.

4. Sonríe, aún cuando no lo desees

Forzarte a sonreír es una manera de engañar a tu cerebro y de hacerle creer que estás feliz. Mírate al espejo y sonríe, verás cómo empezarás a cambiar tu manera de iniciar el día. Y no vale una sonrisita. Reír es la mejor terapia y es que, además de liberar endorfinas, estimula los músculos faciales, torácicos y los abdominales, y te oxigena.

5. Ponte a sudar

No importa si no eres fan del gimnasio, en casa se pueden hacer muchas actividades. Zumba, hipopresivos, sentadillas... Lo importante es que empieces el día bombeando tu corazón para conseguir más energía para superar la jornada sin pestañear.

6. O practica yoga

Además de desperezarte a primera hora de la mañana, practicar yoga conseguirá despejar tu mente y reducir el estrés. Imagina empezar el día con la serenidad y la calma necesarias para afrontar lo que se te viene encima... ¡genial! 

7. Abraza a alguien

Sí, puede parecer muy ñoño pero empezar el día con un buen abrazo es súper energizante. No importa si es tu pareja, tus hijos, tu madre, tu perro... Cosas simples como tomar de la mano o abrazar puede incluso reducir la presión, el ritmo cardiaco y la ansiedad y, por lo tanto, ayudarás a decirle adiós al cortisol, la "hormona del estrés". Así que si empiezas el día con "algo de roce", te sentirás mucho mejor.

8. Escribe en un papel lo bueno que te espera hoy

Piensa en algo que tengas pensado hacer hoy y que te hará feliz. El café que te tomarás al llegar a la oficina, la comida con amigas que tienes prevista, la clase de spinning de la tarde... 

9. Sal de casa

Así tal cual. No te quedes encerrada en casa todo el día. Aprovecha para dar un paseo a primera hora o sal a la terraza, verás como respirar aire fresco te pondrá feliz de inmediato.

10. Espera un poco para encender el ordenador

Si encender el ordenador es lo primero que haces nada más al levantarte, ¡no lo hagas hoy! Desayuna tranquilamente, tómate el café, deja el móvil lejos y olvídate del ordenador. Estar pendiente de las tecnologías durante todo el día hace aumentar los niveles de estrés y ansiedad. 

11. Y empieza el día con humor

Vuelve a leerte ese artículo que tanto te hizo reír –este de Dark Girl, por ejemplo–, toma el periódico y léete las viñetas divertidas o recupera ese chiste que te contaron. ¿El objetivo? Reír a carcajadas, alejar el estrés, relajar tus músculos y, en definitiva, empezar el día –como diría aquella– ¡con todas las ganas!

Las mañanas suelen ser un suplicio para la mayoría de las personas. Es verdad que existe una parte de la población que consigue saltar de la cama con el primer pitido del despertador e incluso, por muy extraño que parezca, ¡se despiertan de buen humor! Si tú perteneces al primer grupo, sabrás lo que cuesta arrancar el día con una sonrisa tras un madrugón, así que estos lleva a cabo estos trucos para que consigas despertarte de buen humor antes de las 9 de la mañana... ¡comprobado!

LA IMPORTANCIA DE DESAYUNAR

Si no consigues tomar nada a primera hora, este punto no te ayudará demasiado. Pero si tienes la rutina de desayunar, prueba a añadir fruta y verdura para empezar el día con más alegría. Un estudio publicado en el American Journal of Public Health reveló que aquellas personas que tomaban más fruta y vegetales en el desayuno se sentían mucho mejor y disfrutaban de una sensación de bienestar durante todo el día. Si no te convence tomar una pieza de fruta o verdura, prepárate un delicioso batido, seguro que así "te engañas" y te apetece más.

NUEVOS HÁBITOS DE BUENA MAÑANA

Escuchar tu música favorita, practicar deporte –tanto en casa como en el gimnasio–, hacer yoga, meditar te ayudarán a desperezarte ya de buena mañana, a activar todo tu cuerpo y prepararlo para el resto del día. Además, ¿sabes que hacer algo bonito por alguien hará que te sientas mejor contigo misma y te ayudará a empezar el día más feliz? Así que prepárale el desayuno a tu pareja, envíale un mensaje bonito a tu mejor amiga o abraza a alguien, verás cómo así, el día empieza de otra manera.

EL CONSEJO CURSI DEL DÍA: SONRÍE

Aunque pueda parecer ñoño, sonreír incluso sin tener ganas es una manera de "engañar" a tu cerebro y de hacerle creer que estás feliz, por lo que al final, lo estarás. Mírate al espejo y sonríe, verás cómo empezarás a cambiar tu manera de iniciar el día. Y no vale una sonrisita. Reír es la mejor terapia y es que, además de liberar endorfinas, estimula los músculos faciales, torácicos y los abdominales, y te oxigena.

Y SOBRE TODO, NO TE ENCIERRES

Si trabajas en casa es más complicado, pero intenta dedicar unos minutos cada mañana a conectar con la naturaleza. Aprovecha para dar un paseo a primera hora o sal a la terraza, verás cómo respirar aire fresco te pondrá feliz de inmediato. Y si trabajas fuera de casa, mejor que mejor, si puedes ve andando al trabajo o bájate del metro una parada antes... ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

 

 

 

Share this article

Comments are closed.