Confía En Tu Sentir

A veces te parece tener un sexto sentido, sueles desestimar esa intuición por no basarte en parámetros racionales, ya que eso condiciona la probabilidad de que te equivoques.

Sin embargo, tu voz intuitiva es muy útil e importante a la hora de manejarte por el mundo. De hecho, tu cerebro trabaja con gran cantidad de información de la que no eres consciente.

Es decir, que cuando tienes pálpitos, es por algo. Tu mente trabaja sin declarar lo que hace, hablándote pero sin darte explicaciones. La realidad es que el mundo no está estructurado para guiarte por intuiciones, pero a veces no nos vendría mal darle un poco de valor.

La intuición es la lucidez que el corazón conoce y la mente ignora

Dicen que tu inteligencia siempre tiene razón, pero que tu intuición nunca se equivoca. Si bien esto no es del todo verdad, digamos que sí que lo es que la consciencia sobre valora tu capacidad de control.

Puede que a veces algo no te guste y no sepas a qué se deba. Entonces, casi de manera automática, desestimas la información que tu sexto sentido te da y no te paras a analizarlo.

De hecho, puedes formarte la imagen de una persona en unos instantes, en concreto basta con solo 6 segundos. Esto es bastante adaptativo, pues discriminar con rapidez quién puede resultar conflictivo o tóxico es muy importante para proteger tu integridad.

La intuición emocional: la empatía

Además, en términos emocionales, la intuición tiene mucho peso. Aquí es donde entra en juego la empatía, la cual no deja de ser una especie de intuición. O sea, ¿qué certeza tienes de que las emociones que estas percibiendo sean reales?

Con el tiempo, manejar estos indicios se convierte en una acción automática que te ayudará a desarrollar tu destreza intuitiva. En el amor, por ejemplo, esto cobra especial relevancia. Aunque no sepas exactamente qué es lo que te lleva a pensar en que alguien te quiere, no te sueles equivocar.

De hecho, la intuición se convierte en el reconocimiento de las situaciones, de las personas y de las consecuencias de lo que ocurre a tu alrededor. No obstante, hacer caso a tu sexto sentido ciegamente también puede pasarte factura, por lo que hay que tener cuidado.

En relación a esto, parece que existe fundamento para afirmar que, en la actualidad, las mujeres tienen una mayor capacidad para discriminar y leer rápidamente las emociones ajenas, saber si se está fingiendo, mintiendo o si una pareja se quiere de verdad.

Los peligros de la intuición

Poder realizar juicios de manera rápida y sin esfuerzo puede llevarte a equívocos y, por lo tanto, a perderte gran parte de la belleza de la vida y de las personas con las que te topas.

Por esta razón, debes contenerte e intentar elaborar mentalmente situaciones hipotéticas en las que tus prejuicios puedan actuar equivocadamente. Es decir, que cuando te das cuenta de que estan actuando por suposiciones o sentimientos reflejos y sin un gran fundamento, también debes pararte a pensar.

Es indispensable darle a tu intuición el lugar que le corresponde. Debes tenerla en cuenta en la misma medida en la que debes confrontarla con la realidad, obteniendo un equilibrio que te permita avanzar en todos los órdenes de la vida.

No hay misterios, lo importante es cómo actuas, pues es importante que los sentimientos no te dominen, que los vigiles y que los compenses a la hora de actuar.

Share this article

Comments are closed.