Decide Ser Feliz

Para ser feliz no se necesita más que tener las ganas de serlo: aunque hay quienes piensan que la felicidad depende de factores externos, esto no es así, cada quien tiene la llave de la puerta de la felicidad.

En esta ocasión presentamos 4 cosas que toda mujer debe dejar de hacer para ser feliz, y aunque es más fácil decir que hacer, vale la pena intentarlo: recuerda que no son consejos para ser perfectas, sino para ser felices.

Deja de pedir perdón

La inseguridad y la baja autoestima son las principales razones por las cuales las mujeres suelen pedir perdón u ofrecer disculpas con mayor frecuencia que los hombres. Deja de hacerlo ayuda a sentirse más seguras de uno mismo, sobre todo porque dejamos de calificar nuestras acciones o actitudes.

Decir siempre sí a los demás

No siempre se está dispuesto a compartir con otros o hacer lo que otros nos proponen, pero en ocasiones el miedo a que estés sola o a dejar de pertenecer lleva a tomar la decisión de decir sí cuando en realidad queremos decir no.

Hay que tener presente que cuando se marcan límites en cualquier relacion con los demás, también se está dejando en claro quiénes somos y cuáles son nuestras prioridades, lo cual no tiene nada de malo; por el contrario, ayuda a nuestra autoestima y nos permite mantener relaciones con quienes nos conocen y aprecian tal cual somos.

Decir no a los sueños de uno

Cuando decimos no a lo que queremos ser o hacer, nos estamos dejando de lado ya sea por miedo o por inseguridad; pero decir no realmente no sirve a que las cosas mejoren, por el contrario, nos lleva a sentirnos más inseguros y a bajar nuestra autoestima.

La vida puede ser complicada con los muchos caminos que podemos tomar.  Elimina los dramas de tu vida diaria y, en su lugar, céntrate en hacia dónde quieres ir.

Afortunadamente eres alguien que cree en que puedes orientar su vida y, por eso, puedes dirigirte hacia situaciones maravillosas. No tengas miedo de aceptar el viaje de la vida.

Dejar de sentir culpa

Es normal que todos cometamos errores, el nuestro no va a ser ni el primero ni el último. Si bien sí debemos aceptarlo y cambiarlo, no es bueno sentir por siempre culpa por algo malo que hayamos hecho: el tiempo pasa y si la culpa se apodera de nosotros, vamos a dejar de hacer cosas buenas que realmente valdrán la pena.

Recuerda: lo malo no es caerse, sino no saber levantarse. Perdónate, solo hay una vida y no hay que desperdiciarla encerrándose en la culpa y en los errores del pasado.

Estos son solo algunos consejos que vale la pena tener en cuenta para ser feliz. Hay muchas otras cosas que podemos hacer por nosotros mismo, ten siempre presente que ser mujer es lo más hermoso que te ha pasado y que en tus manos está tu destino y porvenir.

Share this article

Comments are closed.