Hábitos Mentales De Las Mujeres Más Felices Que Conozco

Te voy a comentar sobre algunas mujeres que conozco y convivo de entre mi familia y amistades cercanas, que considero son inspiradoras porque irradian felicidad, no están exentas de pasar por episodios tristes en su vida como tu o como yo, pero aun así son de llamar la atención, las he visto pasar sistemáticamente por la vida cotidiana poniendo en práctica su inteligencia para vivir su vida de mejor manera, con hábitos mentales saludables, y quise descubrir cómo piensan y qué hacen de manera diferente.

Lo que escuché fue a partes iguales fascinante y pragmático: estas son elecciones relativamente simples que no son difíciles de poner en práctica,

La salud no es solo ausencia de enfermedad, sino también una actitud hacia la vida y hacia nosotras mismas. Comienza desde adentro, especialmente el diálogo y la relación que tenemos con nosotras mismas. No se trata solo de entrenar o comer conscientemente: se trata de entrenar nuestros comportamientos para que la vida sea más fácil y esté más enraizada en nuestra rutina diaria. La salud y la felicidad van de la mano!

Aquí están sus respuestas generosas a mi pregunta: ¿Cuál es tu hábito mental más saludable?

  1. El saber cómo pedir ayuda. Beneficia a todos.

"Lo que hizo la mayor diferencia en mi vida fue poder aprovechar el apoyo que tuve para criar a mis hijos. Aproveché esa oportunidad de ser una persona más agradecida y realmente hacer espacio para las cosas que disfruté".

  1. Ver lo bueno en los demás.

"El hábito mental saludable más importante que tengo es mirar siempre el lado bueno de todos y siempre tratar de obtener más de ese lado bueno. Honestamente, me concentro en el bien de cada persona".

  1. Vive en el momento.

"En mi vida, he vivido tiempos sin trabajo y tengo que manejar esto sola, con dos hijos. La lección que de aprendido y que llevo a la práctica todos los días es no programar nada más allá de lo REALMENTE obligatorio y negarme a preocuparme por algo eso no ha sucedido todavía. Estoy profundamente comprometida a vivir el momento”.

  1. Sé el anti-drama.

"Soy totalmente anti-dramas y sigo siendo pragmática. Organizo los problemas de acuerdo con su orden de importancia y urgencia de solución. Nunca me arrepiento ni recuerdo las decisiones difíciles que tuve que tomar para resolver un problema urgente; me parece tan inútil”.

  1. Elije un compañero, pero no tengas miedo de estar sola.

"Siempre he hecho cosas que me gustaban, nunca dejé de hacer lo que disfruto solo para complacer a los demás... y sabía que tener un compañero significaba que necesitaba ser independiente y aceptarme tal como soy. Claro, hubo ajustes, pero no hay restricciones. Creo firmemente que si él no fuera así, me habría quedado sola por un período más largo. Sé que esto parece poco romántico, pero creo que un compañero debe ser aditivo para nuestras vidas y no un bloqueo. Así es como funciona para mí, ¡simple!”.

  1. Recuerda planificar tus gustos, es sólo para ti.

"Nunca tuve problemas para hacer las cosas sola, como ir al cine o comprar comestibles, e intento hacer lo que me agrada al menos durante una hora todos los días. El principal pilar de mi alegría es dar un paseo todos los días después del amanecer. Me levanto muy temprano todos los días, y esto me ayuda a mantener mi salud mental y física”.

  1. Comprensión, perdón y "mi tiempo".

"La meditación me ayudó a estar más tranquila e identificar mis mejores pensamientos y reacciones no tan grandes. Entender a cada uno también es la clave principal para estar más equilibrada. Y una vez a la semana salgo por dos horas yo sola y dejo a nuestro hijo con mi Marido e ir a caminar o al peluquero: Esto suena superficial, pero me da una sensación extra de confianza para enfrentar los desafíos cotidianos. Ha funcionado hasta ahora”.

¿El tema? Permiso. Date un poco de holgura, y permítete un poco de felicidad en tu día a día. ¡Espero que esto te inspire de una manera muy pragmática!

Share this article

Comments are closed.