La Felicidad En El Trabajo

POR: EDUARDO MASSÉ

Felicidad y trabajo, ¿dos conceptos antagónicos? Según se sabe, Cristóbal Colón afirmó en su día: «Encuentra la felicidad en el trabajo o nunca serás feliz». Sin entrar a valorar tal aserción, parece claro que los conceptos de felicidad y trabajo no son antagónicos; incluso pueden estar relacionados.
El interés por la felicidad no es reciente. Desde la filosofía, Platón y Aristóteles ya se preguntaban qué es ser feliz. Para dar con la respuesta analizaron las formas en las que las personas buscaban la felicidad.

En las últimas décadas, este tema ha recobrado importancia a raíz de los trabajos de los psicólogos Martin E. P. Seligman, de la Universidad de Pensilvania, y Mihály Csikszentmihalyi, de la Universidad de Claremont, sobre psicología positiva. El nuevo ámbito de estudio supone observar al ser humano, no solo desde la enfermedad, sino también desde la felicidad y el optimismo.

Si aplicamos la psicología positiva al ámbito de las organizaciones, se necesita considerar las dificultades del trabajador, pero sobre todo sus fortalezas, además de analizar qué pueden realizar empresa y empleado para alcanzar el bienestar en el trabajo.

En busca de la felicidad en el trabajo

La optimización del fluir y del bienestar subjetivo contribuye a la satisfacción laboral del empleado y de la empresa.

Habitualmente se asocia el bienestar con la riqueza. De hecho, en la actualidad, la sociedad del bienestar se mide a partir del Producto Interior Bruto. Pero, aun que a primera vista pueda pensarseque los países más ricos poseen los mayores índices de felicidad y bienestar, estudios recientes revelan que no existe tal correlación entre felicidad y renta per cápita. Un nuevo índice aparece comoalternativa: el Índice de Felicidad Nacional Bruta, creado no hace mucho por el Gobierno de Bután.

Dicha medida se basa en una serie de pilares para evaluar la «riqueza» de un país, a saber, el bienestar psicológico, la salud, la educación, la cultura, la calidad de vida, el uso del tiempo, la vitalidad de la economía y el buen gobierno. Gran parte de esas pautas se fundamentan en las sociedades occidentales en el tercio de la vida que los ciudadanos pasan en el trabajo. Sin embargo, el ambiente laboral refleja peores niveles de bienestar en comparación con otros dominios de nuestra vida.


Share this article

Comments are closed.