La Grandeza De La Música

POR: EDUARDO MASSÉ

¿Sabes que la música tiene efectos positivos para tu salud?

Platón, Aristóteles y Pitágoras coincidían en que la música influye positivamente a nivel tanto físico como emocional, además de mejorar la calidad de vida personal y social.

Al día de hoy se ha demostrado que la música no solo es buena para distraer o pasar el tiempo; se ha demostrado a través de varios estudios que tiene beneficios en la salud física y emocional.

Escuchar música puede ayudar a incrementar nuestra concentración y hasta nuestra creatividad. El psicólogo clínico, Charles Emery de la Universidad Estatal de Ohio hizo un estudio para mostrar que la música estimula el lóbulo frontal del cerebro, de esta forma se puede ser más creativo.

Michael Miller aseguraba que "La escucha activa a la música evoca esas emociones positivas, en parte debido a la liberación de endorfinas" que como ya sabemos son sustancias químicas que produce el organismo y generan bienestar.

En la Universidad de Stanford se descubrió que las sinfonías del siglo XVIII mejoran la capacidad de concentración.

La música es buena para todos, es como una caricia para nuestra mente.

¿Qué sientes cuando escuchas música?

La música provoca gran variedad de estímulos cerebrales que generan una gran cantidad de reacciones que influyen en el estado de ánimo, reduce la sensación de fatiga, control de estrés, entre otros.

La catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Georgina Montemayo comenta que la música produce ondas musicales que provocan una estimulación a nivel cerebral, si la música es además del agrado de la persona el cerebro manda sensaciones de bienestar y placer a través de la segregación de algunas sustancias como endorfinas y oxido nítrico.

La música:

  • Aumenta el estado de ánimo positivo; puede ayudar a recordar momentos felices, así como a aumentar la confianza y autoestima en nosotros mismos.
  • Estimula el cerebro de diferentes formas; si la música es suave la concentración puede durar mas tiempo y promueve un estado de meditación y calma.
  • Cuando el ritmo es mas fuerte los pensamientos permanecen mas en alerta y la concentración es aguda. El efecto que se produce dura aún cuando la música ha dejado de sonar.
  • Reduce el dolor crónico; las endorfinas que se liberan actúan como analgésicos naturales, además de disminuir el dolor hasta en un 21%, la depresión disminuye.
  • Reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial cuando la música es suave, por lo que reduce el riesgo de sufrir problemas de salud.
  • Mejora el sueño. Cuando la música se escucha a bajo volumen la frecuencia disminuye y facilita la conciliación del sueño y la calidad de este.
  • Es como un gimnasio para el cerebro, ya que aumenta la comunicación neuronal, la elasticidad y la plasticidad del órgano.
  • Tiene un poder relajante, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad.
  • Mejora tu rendimiento a la hora de hacer ejercicio, ya que elimina la sensación de fatiga, aburrimiento y cansancio; mejora como la productividad.
  • Ayuda a meditar, dedicar unos minutos a escuchar música de baja frecuencia es una de las mejores técnicas de relajación que existen.
“Si no fuera físico, probablemente sería músico. A menudo pienso en música. Vivo mis sueños en música. Veo mi vida en términos musicales. No puedo decir si habría podido hacer alguna pieza creativa de importancia en la música, pero sí sé que lo que más alegría me da en la vida es mi violín”. Albert Einstein
Un buen consejo para ser feliz, es escuchar música, así que disfruta con tu favorita y ábrete a escuchar todos los ritmos.

Share this article

Comments are closed.