Limpia Tu Vida

No solo tu casa necesita una puesta a punto, también necesitas limpiar y ordenar todos los aspectos de tu vida para sentirte liberada y feliz.

Limpieza de primavera, aunque no sea la estación

Una casa ordenada es el primer paso para sentirte en paz en el lugar donde pasas más horas cada día. La primavera es un momento ideal para hacer una limpieza general y deja tu casa preparada para el buen tiempo. 

Fuera relaciones tóxicas

“Tirar lo que no necesitas” es un principio que también puedes aplicar en tus relaciones. Si sientes que tu pareja o alguna amiga te roba la energía, te hace sentir más mal que bien y no te aporta nada positivo, quizás es el momento de romper con ellos. Aprende a identificarlas.

Pon tu casa bonita

Además de que esté limpio y ordenado, es importante que tu hogar te transmita buenas sensaciones. Pasamos muchas horas en nuestra casa, por eso es vital que sea bonita, acogedora y nos proporcione felicidad. Decora en modo happy.

Introduce la meditación

Que no te suene a secta, un estudio publicado en la revista Biological Psychiatry afirma que la meditación consciente puede cambiar tu cerebro y mejorar tu salud. 5 minutos antes de levantarte de la cama cierra los ojos, empieza a respirar profundamente por el diafragma e intenta relajarte. Prueba a imaginarte que tus tensiones y preocupaciones fluyen por todo tu cuerpo hasta irse por la punta de los pies. Antes de acabar, relaja conscientemente cada parte de tu cuerpo.

Mímate mucho

Busca tiempo para ti, aunque sean 15 minutos al día. Quizás lo que más te apetece es darte un baño relajante escuchando tu música preferida. pintar o tumbarte en el sofá y leer tranquilamente. No importa, busca la actividad que te relaja y te hace feliz y entrégate a ella sin complejos.

Detox digital

No te vamos a pedir que tires tu móvil y te olvides de todo, pero sí que intentes desconectar algunas horas al día. Una buena manera de empezar a desengancharte es intentar no mirar el móvil desde que te despiertas hasta que llegas al trabajo y tampoco volver a mirarlo después de la cena. Dormirás mejor, te lo garantizamos.

Un poco de Feng Shui

Reordena tu casa siguiendo los principios del Feng Shui. Para empezar, tira todo lo que no necesites y organiza lo que te quedes. Apuesta por los espacios diáfanos, colores claros y madera. Deja que el sol entre en tu casa y llénala de plantas que purifiquen el aire. 

Dona lo que no necesites

Cuando te pongas en plan Marie Kondo y vacíes la mitad de tu casa, no tires lo que no quieras, mejor dónalo. Si googleas “donar ropa tu ciudad” encontrarás muchas opciones. También puedes optar por vender electrodomésticos, muebles y objetos varios en plataformas tipo Wallapop.

Respira naturaleza

El Dr. Qing Li, autor del libro El poder del bosque, afirma que pasear rodeada de árboles puede reducir la presión arterial, el estrés, el azúcar en sangre y mejorar la concentración, salud mental y fortalecer el sistema inmunitario. Si no tienes un bosque cerca, puedes ir a pasear al parque o incluso llenar tu casa de plantas de interior. ¡Te van a inspirar seguro!

Limpia tu dieta

Intenta comprar más en el mercado de tu barrio y menos en las cadenas de supermercados, así evitarás llenar tu nevera de alimentos procesados y ricos en azúcares refinados y grasas innecesarias. Apuesta por productos de temporada y, si puede ser, de proximidad.

Haz ejercicio

Si no haces nada de deporte, quizás sea el momento de ponerte a ello. Puedes apuntarte al gym o simplemente intentar andar más al día. Una reciente investigación publicada en el International Journal of Obesity dice que andar 15.000 pasos al día podría ser la clave para estar saludables, en forma e incluso adelgazar. 

Purifica el aire de tu casa

Hay determinadas plantas que dan más oxígeno a tu hogar y eliminan sustancias nocivas. Algunas de ellas son el potos, el ficus, las cintas, la palmera de interior, areca, drácena o los cactus.

Revisa tus gastos

Ahora, la mayoría de apps de las entidades bancarias te hacen un ranking de en qué gastas más. Otra de las apps más populares y útiles para controlar tus gastos es Fintonic. Revisa tu cuenta e intenta reducir las compras innecesarias que no te permiten ahorrar y vivir con un poquito más de tranquilidad. 

Tómate unas vacaciones

Un fin de semana lejos de todo también sirve. Según diversos estudios, viajar baja los niveles de estrés y eso es positivo para la salud general de tu cuerpo. Y no hace falta que gastes un dineral para desconectar. Seguro que a menos de una hora de donde vives hay lugares rurales maravillosos para descubrir.

La primavera es un buen momento para intentar cambiar pequeños aspectos de tu vida que ponen trabas a tu felicidad. El orden da felicidad, y lo bueno es que puedes ordenar cualquier cosa, no solo tu casa. Relaciones, finanzas, emociones tóxicas o la manera en que te alimentas… todo es susceptible de revisión y de una posterior “limpieza”.

Estos consejos para que puedas renovar y mejorar muchos aspectos de tu vida, puedes llevarlos a cabo de manera paulatina,  no te agobies, no tienes que hacerlos todos. Elige los que mejor se adapten a ti e intenta aplicarlos. Los pequeños cambios tienen más poder del que te imaginas.

Consejos para limpiar tu vida

  • Limpia y ordena tu casa. Es el primer paso para armonizar el resto de aspectos de tu vida. Tira lo que no necesites y ordena todo lo demás siguiendo el método que mejor se adapte a ti. Después, haz una limpieza profunda y aprovechar para decorar como más te guste.
  • Medita. Los beneficios de la meditación están sobradamente probados. No hace falta que te conviertas en un asceta, sino que aprendas técnicas fáciles que te ayudarán a desestresarte.
  • Evita las relaciones tóxicas. Igual que tiramos objetos que no necesitamos y no nos aportan nada, también podemos prescindir de personas que solo traen negatividad a tu vida. Lo importante es saber detectar cuáles son esas personas.
  • Cuida tu salud. Una buena dieta y ejercicio moderado son las dos claves para llevar un estilo de vida saludable. Repasa qué comes e intenta “mediterraneizar” los platos: verduras, frutas, cereales, pescado, carnes magras… tienen que ser tus ingredientes principales. En cuanto al ejercicio, no hace falta que te machaques en el gym; prueba por ejemplo a caminar más.
  • Mímate. Para sentirte bien no solo debes alimentar tu cuerpo con buenos alimentos y ejercicio, sino también tienes que alimentar tu mente de emociones positivas. Tienes que encontrar espacios de tiempo que solo sean para ti. Elige la actividad que más te guste y practícala un rato cada día o, si tus actividades no lo permiten, cada semana.

Share this article

Comments are closed.