Por Un Momento Sal De Tu Mente

La vida citadina, pero sobre todo la sociedad en la que vivimos en la actualidad, nos llevan a vivir demasiado en la mente. Pensar las situaciones desde un punto de vista racional no tiene necesariamente que ser negativo. Sin embargo, pensar en exceso sobre lo que pasó o lo que está por pasar puede repercutir de manera negativa no solo en nuestro estado de ánimo, sino también en nuestra salud física.

Hoy te cuento sobre, consejos simples y fáciles de aplicar que te ayudarán a salir de la mente:

1. No juzgues tus pensamientos

Solemos cometer el error de identificarnos con nuestros pensamientos. Ahora, cuando nos damos cuenta de que somos meros observadores, ya que no somos esos pensamientos, ocurre una apertura mágica. Para lograrlo, debes evitar el juicio.

Si surgen emociones de enojo, tristeza o culpa, no tienes por qué sentirte mal por ello. Los pensamientos que las acompañan son solo eso, pensamientos. Ni buenos ni malos. Toma la enseñanza que tienen para dejarte esas emociones y juzga menos tus pensamientos. Esta es una forma magnífica no solo de salir de la mente, sino también de ser compasivos con nosotros mismos.

2. Presta atención a los sonidos

Una forma simple y accesible de salir de la mente es practicar mindfulness. Involucra todos tus sentidos, entonces, en la acción que estás realizando es en el momento presente. Para hacerlo, te será de gran ayuda enfocarte en los sonidos que te rodean. Tomarnos esta pausa y apreciarlos nos correrá de la racionalización constante de todo y nos brindará un sentido más amplio de nuestro presente.

3. Concéntrate en un objetivo

Estar en la mente con frecuencia también implica enfocarnos demasiado en nosotros mismos. Lejos de resolver algo, este mecanismo lleva a magnificar nuestros problemas. Prueba, entonces, con ayudar a otra persona, escucharla con atención o simplemente observarla. Puedes hacer lo mismo incluso con un objeto en particular. Luego de unos minutos verás que te sentirás mucho más a gusto contigo misma.

4. Utiliza un mantra

Los mantras resultan beneficiosos en diferentes situaciones, pero sobre todo en esos momentos en que nos salimos de nuestro eje. Estos cantos que pueden pronunciarse internamente nos devuelven a nuestro centro y nos recuerdan que la paz mental nunca está afuera, sino que habita siempre en nosotros mismos.

5. Recuerda que solo tienes que ocuparte del momento presente

Si estamos demasiado en la mente, es porque hemos olvidado esto. No podemos anticiparnos al futuro y no podemos tampoco revertir acciones pasadas. Concéntrate, entonces, en todo lo que tienes, este maravilloso regalo que es el presente.

No olvides que vivir una vida en plenitud y armonía con nosotros mismos es una elección. Esperamos que cuando sientas que precisas salir de la mente y reconectar contigo misma puedas recordar los puntos que hoy te comparto.

Share this article

Comments are closed.