Sencillamente Momentos Únicos Y Memoriales

«Disfruta de las pequeñas cosas de la vida, un día te darás cuenta de que eran las más grandes», dijo Robert Breault. En el siglo pasado, el escritor Frank Clark expresó algo similar: «Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas». Es que los pequeños momentos de nuestra vida nos construyen como seres humanos y, al final del camino, son las que nos alegrarán y nos llenarán de orgullo.

Así es como puedes darle sentido a tu vida...  

1. El olor del café por la mañana

No hay nada mejor que empezar el día con el delicioso aroma de un café recién hecho. 

2. Descansar el fin de semana

Dormir hasta tarde el fin de semana es una de las mejores cosas de la vida.

3. Un día soleado

 

4. Que tu mascota te reciba al llegar a casa

No hay nada mejor que ser recibido en casa por nuestra mascota luego de un arduo día de trabajo. ¡Ilumina nuestra existencia!

5. Tener salud

Quizá es algo a lo que no le prestamos atención mientras estamos sanos, pero cuando nos falta tomamos conciencia de lo importante que es estar sano.

6. Viajar sin demasiado tráfico

¡Es lo ideal! El tráfico nos estresa, pero, cuando podemos llegar a destino sin demasiadas interrupciones, el día se transforma en una jornada genial.

7. Los amigos y la familia

¿Hay algo mejor que eso? ¡Nada! Los buenos amigos y la familia son los que muchas veces le dan sentido a nuestra vida, pero, como estamos tan acostumbrados a verlos, no nos damos cuenta de lo importantes que son. Sonnuestro motor

8. Tener trabajo

Puede que muchas veces nos quejemos de nuestros empleos, pero hay que considerar la buena suerte que tenemos de ser útiles y tener un trabajo que nos permita pagar los impuestos y darnos todos los gustos. 

9. Ver el amanecer

¿Hay algo más sublime que ver salir el sol? Pues no, y es algo que tenemos a mano y podemos hacer todos los días. 

10. Reír hasta quedarte sin aire

No hay nada mejor que la risa. Reír nos conecta con las emociones y nos hace sentir más vivos que nunca, además de alejar las tristezas y dejar de lado la depresión y la ansiedad. Es una vía de escape para eliminar de nuestra existencia las emociones negativas. 

Inclusive existen cosas aún más pequeñas que forman parte de nuestra vida y, sin darnos cuenta, le dan sentido, como el olor del pan horneado, observar un arco iris, encontrar dinero olvidado en un bolsillo, disfrutar de una buena cena o terminar ese libro que tanto nos gustó.

Share this article

Comments are closed.